Nuestro Cacao

Cacao Biológico

El cacao con el que trabajamos está sembrado en nuestra chacra de la Familia Señas, tierras fértiles regadas con aguas puras, a las que se les brinda el mejor cuidado durante toda la cadena de proceso.

Nuestras plantaciones de cacao están libres de CADMIO y de insumos químicos, lo que da como resultado un producto puro y más saludable para su consumo.

Nibs de cacao

Mazorca de cacao

Beneficios del Cacao Biológico

– El cacao es uno de los mejores antiinflamatorios naturales.
– Disminuye el riesgo de enfermedades cardiacas.
– Antioxidantes, que gracias a sus polifenoles es un aliado perfecto contra la oxidación celular.
– Ayuda a prevenir el cáncer.
– Reduce el riesgo de diabetes.
– Mejora el estado de ánimo.
– Controla el asma.
– Previene los daños solares y los radicales solares libres.

Variedades de cacao que producimos

El cacao peruano es catalogado como uno de los mejores en el mundo, gracias a su fineza con aromas diversos y muy pronunciados en comparación a otras variedades existentes en otros países. También se caracteriza por su alto contenido de grasa natural saludable.

Cacao Criollo

Se caracteriza por tener granos pequeños. Es un Cacao aromático y afrutado, de sabor intenso, con notas a frutos secos y ligeramente amargos. Es muy apreciado por los chocolateros que trabajan con cacao de aroma de alta calidad.

Cacao porcelana

Se caracteriza por ser fino de aroma. Se le conoce como cacao blanco o de porcelana; es una especie de la variedad criollo, de suave sabor y delicada textura. Se le llama porcelana por dos motivos: por su gran contenido de grasa, y por el haba que es completamente blanca. En el Perú, fue descubierto hace muy poco tiempo, y se perfila como el mejor cacao a nivel mundial, por sus tonos claros fragantes y delicados.

Cacao Nativo

Se caracteriza por ser un cacao fino de aroma, sin modificaciones genéticas, de sabor amargo y tonos suaves con notas a nuez y cítricas. Es un cacao de climas tropicales preferido por la industria chocolatera.

El cacao

El elixir de los Incas y Mayas.

El sueco Carlos Linneo, considerado «padre de la taxonomía», clasifica la planta como «Theobroma cacao L.» El nombre significa “Alimento de los dioses”, en términos científicos deriva del griego Theos, que significa «dios», y Broma, que significa «alimento».